Inicio » Notas de Opinión

PASO en PBA: nuevos escenarios posibles y riesgos para el oficialismo

21 Julio 2017

Por Norman Berra

En el post anterior sintetizábamos tres panoramas alternativos que surgían de las encuestas en provincia de Buenos Aires: 1) uno de 1-2-3 nítido que hemos visto en algunos estudios, donde el orden usual es CFK-Bullrich-Massa (liderazgo de la ex presidenta) 2) otro de empate técnico entre CFK y Bullrich, que implica polarización y deja relegado a Massa 3) otro es el de triple empate entre CFK, Bullrich y Massa. En las últimas encuestas conocidas surgieron dos escenarios posibles más. En el cuarto escenario, CFK lidera y el segundo puesto es disputado entre Sergio Massa (1País) y Esteban Bullrich (Cambiemos), como surge del estudio de Hugo Haime que ubica a esos contendientes con 30,4%, 26,9% y 25,1%, respectivamente.

En tanto, el quinto escenario pone a Bullrich tercero, por detrás de Massa y CFK. Se trata de una medición del consultor Raúl Aragón, sobre mayores de 16 años residentes en la provincia de Buenos Aires en condiciones de votar, con una muestra aleatoria simple de 1.801 casos efectivos, con reposición y ponderada por cuotas de género, nivel socioeconómico y rango de edad, con proporcionalidad según peso poblacional. El error muestral es de +-2,1% y la recolección de datos se hizo por sistema CATI con un cuestionario cerrado, entre el 12 y el 18 de julio de 2017. Esta encuesta ubica al candidato de Cambiemos tercero (221,%), por detrás de CFK (32,1%) y Massa (26,3%). En cuarto lugar se ubica Florencio Randazzo (Cumplir), con un 4,6%. Le siguen Néstor Pitrola por el FIT, con el 4,1%, y Fernando ‘Pino’ Solanas, con el 2%. Los ‘indecisos’ trepan hasta el 8,2%.

Estos dos escenarios alternativos son los dos peores para el oficialismo, pues implican la posibilidad de que Cambiemos quede tercero en el distrito que concentra el 37% de los electores en todo el país. Esto implicaría 1) un fracaso de la estrategia de “polarización” (que, a tenor de algunas acciones y análisis, ahora Cambiemos estaría tratando de replantear) y 2) que esta vez Massa sería más “tapón” para Cambiemos que para las chances de la ex presidenta (es decir, que Cambiemos y 1País comparten gran parte de sus potenciales electores, y que eso favorece a la ex presidenta). Que CFK y Massa queden en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 13 de agosto en un orden 1-2 complicaría la estrategia oficialista de apostar a una polarización con la ex presidenta de cara a octubre, puesto que Massa saldría en busca del votante de Cambiemos para tratar de polarizar él con Cristina. Asimismo, ese 1-2 podría acelerar la disputa en el espacio opositor al presidente Mauricio Macri, casi como una antesala de la carrera presidencial del 2019, con un polo kirchnerista en el cual CFK saldría fortalecida, y un polo peronista no K en el que podrían articularse los gobernadores del PJ no kirchneristas con Massa. Esa pelea, sumada a la presencia de CFK en el Senado, complicaría la gobernabilidad para los dos últimos años de mandato de Macri.

Según Raúl Aragón, en estas legislativas “se vota desde la necesidad, desde el deseo o desde la demanda. Desde la necesidad, vota el que no tiene para comer. El que vota desde la demanda es el que tiene la tranquilidad de llegar a fin de mes pero que demanda más transparencia. El voto del deseo es el que vota por un futuro mejor”. Para el consultor, “hay una debilidad en el discurso oficialista, porque el hambre es una percepción concreta, inmediata, objetiva”, mientras que “es muy difícil que yo perciba la corrupción en el sentido que afecta a mi vida directamente. La posición discursiva de Cambiemos es muy débil frente la posición discursiva de Unidad Ciudadana”. En síntesis, el especialista apuntó que “en materia discursiva, Unidad Ciudadana saca ventaja, en segundo lugar aparece 1País y abajo aparece Cambiemos buscando un discurso que lo fortalezca. No lo tienen y eso explica que en todas las encuestas tengamos primero a Unidad Ciudadana (…) la única forma que las inversiones vengan y Cristina salga del tablero es que sea tercera. Cristina tercera no es posible. Hoy se ve a una Cristina primera y si eso se da finalmente, este gobierno tiene serios problemas”, profundizando así la idea de que un resultado adverso complicaría el futuro de la gestión de Macri.

Fuente: Clima de Opinión

Delfos
Delfos Todos los derechos reservados. Powered by EON