Inicio » Notas de Opinión

PASO en PBA: convergencia de mediciones y matices

27 Julio 2017

Por Norman Berra

De todos modos, hay que decir que la mayoría de las mediciones de intención de voto de cara a las PASO en la provincia de Buenos Aires (PBA) no convergen hacia el escenario 4 (en el cual CFK lidera y el segundo puesto es disputado entre Sergio Massa y Esteban Bullrich) ni en el quinto (que ubica al candidato de Cambiemos tercero, por detrás de CFK y Massa). En general, lo que se observa en las diversas encuestas es una primacía de CFK, a veces con una diferencia estadísticamente significativa sobre Cambiemos y otras en situación de empate técnico. Gran parte de las dudas sobre cuál es hoy la situación más representativa de la intención de voto de los bonaerenses es que las cifras suelen variar cuando se miden los candidatos “mano a mano” (dado que las figuras de Cristina Fernández y Sergio Massa son más fuertes que la de Bullrich) respecto a la situación en la cual se miden espacios políticos, ya que la asociación entre CFK y el Frente de Unidad Ciudadana y la alianza Cambiemos con Macri y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal son más claras que el vínculo entre el sello 1País y las figuras de Massa y Margarita Stolbizer.

En general, en este segundo caso, se observan dos tipos de matices en los datos: 1) aquellos en los cuales el panorama queda en un empate técnico y el candidato de Cambiemos y 2) aquellos en los que la brecha a favor de CFK se mantiene por encima del error muestral, pero no es tan abultada. Por ejemplo, la última medición del CEOP ilustra esta doble situación. Realizada sobre una muestra de 2.000 casos tanto en el Gran Buenos Aires (GBA) como en el interior provincial y segmentada proporcionalmente por edad, sexo y nivel socioeconómico, la encuesta arroja que CFK aventaja a Bullrich por casi 4 puntos porcentuales (33,5% a 29,8%, una brecha estadísticamente no significativa) cuando al ministro de Educación se lo presenta como candidato del oficialismo nacional. Es decir, lo que se ve es un escenario del tipo 1, con una brecha a favor de CFK pero reducida, al punto que perfila un empate técnico. En cambio, si no se hace hincapié en su asociación con el oficialismo, Bullrich no llega al 27% y queda más lejos de Cristina, quien obtiene una ventaja en torno a los 7 puntos porcentuales, estadísticamente significativa aunque menor a los dos dígitos que veíamos en algunos estudios anteriores.

En tercer lugar, rezagado, se ubica Sergio Massa (18,8%), aunque manteniendo un segmento importante del electorado. Más lejos le sigue Florencio Randazzo (4,7%), quien a tenor de estos datos quedaría en situación desfavorable de cara a la pelea por el liderazgo en el espacio pan-peronista (y en situación de empate técnico con la izquierda liderada por Néstor Pitrola). Algunos datos clave que arroja el informe de CEOP apuntan que casi todos los candidatos empiezan a tener techos bajos (no sólo CFK), porque hay trazos gruesos en buena parte de la población. En ese marco, haciendo foco en las dos principales fuerzas, 7 de cada 10 bonaerenses dicen que la economía está mal o muy mal, lo que plantea un techo para cualquier candidato de Cambiemos, mientras que la mitad de los ciudadanos cree que el kirchnerismo es “una vieja forma de hacer política”, lo cual establece un techo para la fuerza de CFK, Unidad Ciudadana. En ese marco, se puede conjeturar que mientras el eje económico (enfocar el contraste entre el presente y el pasado haciendo hincapié en el malestar socioeconómico actual) es el principal fuerte de CFK, mientras que el eje político (enfocar el contraste entre el presente y el pasado haciendo hincapié en la superación del “populismo”) estructura el discurso del oficialismo.

Según Roberto Bacman, titular del CEOP, la ex presidenta “se ha convertido en la principal referente del segmento opositor: en esta encuesta se detectó que la imagen positiva de CFK asciende al 88,6% entre los que se consideran opositores y el 69,1% de tales opositores ya tiene decidido votarla”. Así, el consultor considera que CFK todavía tiene espacio para crecer, ya que opinan bien de ella algo más del 42% de los electores bonaerenses: si se toma la frase “a Cristina se la ama o se la odia”, la ex presidenta todavía tiene un tramo para avanzar entre los que la quieren. Respecto al candidato de Cambiemos, Bullrich aún tiene un desconocimiento del 17% e incluso entre quienes lo conocen no tiene un perfil claro, pero cuenta con espacio para crecer, dado que hasta ahora dicen que lo votarían ocho de cada 10 electores afines al oficialismo. Según el consultor, “está claro que si quieren potenciar a Bullrich van a necesitar de María Eugenia Vidal y de Mauricio Macri como sostén de la campaña. Desde el punto de vista ideológico, el 95,7% lo vota en tanto representa la mejor manera de erradicar la corrupción y las prácticas de la vieja política, y como refuerzo, curiosamente, un 54,8% no reconoce la crisis económica, y por el contrario, la perciben como positiva”.

Fuente: Clima de Opinión

Delfos
Delfos Todos los derechos reservados. Powered by EON