Inicio » Destacadas, Notas de Opinión

Malestar preexistente + FMI: envejecimiento prematuro de la marca Cambiemos

7 junio 2018

Por: Norman Berra
Citábamos en el post anterior una encuesta realizada por la consultora Delfos a fines de abril en la que el malestar con la forma en que el gobierno nacional maneja la economía alcanzaba el 52% considerando las respuestas “mal” y “muy mal”. Un estudio más reciente realizado en mayo por la consultora en provincia de Córdoba (bastión de Cambiemos en todas las elecciones nacionales desde octubre de 2015) detectó que el 53% de los electores cordobeses está en desacuerdo con que el gobierno nacional negocie un préstamo con el FMI, contra un 22% que está de acuerdo, un 5% que no se inclina por ninguna postura y un 20% que no sabe o no responde. Es decir, existe una mayoría neta contraria a la iniciativa del oficialismo, en un distrito que (remarcamos) el año pasado le dio 48% de los votos a Cambiemos y que en el ballotage del 2015 acompañó a Mauricio Macri con más del 70%, lo que pone en evidencia que el malestar ya erosiona a la base electoral de la Alianza Cambiemos.

El segundo dato desfavorable es que casi la mitad (48%) de los cordobeses cree que el acuerdo con el FMI empeorará el estado de la economía argentina. Apenas un 22% opina que un acuerdo permitiría dejar atrás la actual crisis, mientras que un 10% cree que la economía seguirá igual y un 20% no sabe o no contesta (ver datos arriba; click para agrandar). Aunque medido de una forma diferente a la que en su momento ensayó la encuesta de D’Alessio IROL/Berensztein en la cual el escepticismo trepaba a casi el 60% (57%), el estudio de Delfos ratifica que hay muy pocas expectativas positivas en torno a la medida, confirmando así que el FMI como significante simbólico sigue asociado a momentos de crisis y no a una solución, incluso en un distrito que, insistimos, ha sido favorable a Cambiemos en los últimos turnos electorales nacionales.

Otro estudio que midió el efecto de las negociaciones con el FMI fue realizado por la consultora CIGP sobre una muestra de 1.167 casos en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y provincia de Buenos Aires (PBA) entre el 9 y el 10 de mayo. Respecto al inicio de las negociaciones para obtener financiamiento del FMI, casi 52% (51,93%) dice estar en contra (el 34,45% manifiesta estar muy en desacuerdo y un 17,48% por ciento indica estar en desacuerdo, es decir que el desacuerdo es más fuerte en el nivel más intenso), mientras que un 17,74% por ciento expresa estar de acuerdo y un 17% muy de acuerdo, redondeando un acuerdo de casi el 35% (34,74%). Es decir, el desacuerdo supera el acuerdo por 17 puntos porcentuales en el conglomerado de los dos principales distritos gobernados por Cambiemos (ver datos abajo; click para agrandar). Si a ellos sumamos Córdoba, tenemos que en los tres distritos más gravitantes en términos electorales en el país el “issue” acuerdo con el FMI genera reacciones francamente adversas. En la misma línea que en Córdoba, también en CABA y PBA la expectativa se mantiene en terreno negativo: un 60% opina que la economía empeorará, contra apenas un 19% que entiende que mejorará y 15% que estima que seguirá igual.

Por su parte, la consultora Synopsis midió a nivel nacional el impacto del tema FMI en la confianza de los argentinos. El 60% se pronunció por la negativa, distribuida de la siguiente forma: casi un 28% (27,8%) dijo que nunca confió y un 32,2% dijo que dejó de confiar. En cambio, un 37,8% se mostró confiado, dividido entre un 10% que dijo “confiar más que nunca” y casi un 28% (27,8%) que sigue confiando. Así, la brecha desfavorable es de 22,2 puntos porcentuales (ver datos abajo; click para agrandar). En síntesis, todas las mediciones citadas muestran que el issue FMI profundizó el desgaste de la marca Cambiemos, al sumar una dosis extra de malestar al ya manifiesto desde hace meses.

Fuente: Clima de Opinión.

Delfos
Delfos Todos los derechos reservados. Powered by EON